A los amigos

Via Free Images.

Aquella familia escogida, que se encuentra como aquellos amores predestinados de novela, en la que los heroes y las heroinas sienten aquel fuego interno el que los mantiene unidos. La distancia, los años y los caminos divergentes les hacen ser temporales, algunas veces. Sin embargo, ello no les exime de trascender. Aquellos que llegaron con la palabra correcta (aunque joda), la sonrisa en alto y el gesto adecuado, aunque hayan estado muy poco; cuando siguen estando (contra todo pronóstico). A ellos le debo mi sobrevivencia y a ellos les reclamo cuando no me buscan del mismo modo.

Nacimos solos y nos iremos solos, pero en el camino, no estaremos en soledad, nunca (si queremos). Ahí están ellos, esperándonos. Los necesitamos para clarificarnos, para levantarnos, para volar. Porque, donde quiera que estemos, siempre habrá alguien que pensará en nosotros, absolutamente convencido que somos seres valiosos. Benditas lecciones que recibo de todos ustedes, amigos. Gracias por darme /haberme dado su amistad a través de todo éste tiempo y viaje. Están siempre en mi corazón.

Love is sharing: