Dreampicker Uncut!

Luego de haber pasado muchos meses en silencio involuntario, dadas ciertas circunstancias micro y macro, estoy regresando con mis pequeños descubrimientos culturales, como buen Curiosa PRO e inmigrante que soy.

Por ello, aquí voy otra vez, pero en doble versión, Podcast y Video.

A ver si aguanto.

Love is sharing:

Encierros

Photo by Arjen Doting from FreeImages

Desde hace un tiempo, mucho antes que la situacion mundial cambiara al punto de confinarnos en nuestras casas, he estado en CarpeDiem mode. Tal vez sea que ya estoy llegando a una edad en la que algunas cosas dejan de importar y otras se convierten en prioridad. Yo también, como lo hacen mucha gente a la que se le pregunta sobre la coyuntura, no puedo hablar con un “nosotros”, sino desde mi orilla, mi propia y personal experiencia, en éste encierro solitario. Como todo el mundo

Este acto de silencio obligado y aislamiento ha empezado desde que dejé mi hogar paterno. Aquella primera noche en la que la oscuridad me asustó en una tierra extraña. Este confinamiento actual simplemente parece un capítulo alucinante en una vida no tan alucinante pero cuando menos entretenida, que ha empezado hace 10 años casi, pero que aún no va a terminar. O al menos, no deseo pensar en aquello, por salud mental.

Porque, entre mis prioridades, está planificar mi semana, que no el resto de mi vida. “Ya veremos cómo vá” ha sido, desde un tiempo a esta parte, mi mantra;  a pesar de tener grandes planes y que estoy, como aquel personaje de película al que le preguntaban sobre cómo haría para lograr aquellas empresas: “no lo sé, es un misterio”.

Es que no tengo ni la más remota idea si mañana despierto (espero que sí), si la semana que viene seguiré teniendo empleo (espero que sí), si volveré a ver a mi familia en Peru (espero que también). Sólo me aferro a mi buena disposición que a veces se quiebra y explota en lágrimas, que se aferra a unas papas fritas con mayo y aquella resilencia que a mí misma me sorprende. Pegado a todo, la curiosidad por saber cómo saldrá la Dreammy (y todos ustedes) de ésta. Tal vez en el siguiente episodio. 

Love is sharing:

Para mi siempre es Ayer

Via Free Images

Ayer nomás dejaba la mamadera, por un vaso de plástico, que mi madre lavaba mal y que sabía a mil bebidas anteriores. Ayer era cuando él tocó aquella canción en el jardín de mi casa, para enamorarme. Ayer fue cuando miré los resultados de aquel examen universitario, sin entender claramente en lo que me estaba metiendo. Ayer, cuando aquella mujer pegó a la ventanilla el resultado del visado canadiense, y sigue siendo uno de los mejores días de mi vida. Ayer también fue cuando me puse a llorar, quedo, echada en aquella incómoda cama que no era mía. Ayer fue aquel último dia de todos aquellos empleos, los que no me gustaban y los que sí. Ayer, siempre ayer, fueron los días siguientes de todos los amores que no resultaron, de los que me dejaron o los dejé yo, los que me olvidaron o yo simplemente decidí olvidarles y nunca más responderles. Ayer fue el ultimo domingo en Lima, en Québec, el último dîa en cualquier lugar en el que estaba y ya no estoy. Todo parece espantosamente reciente, y sin embargo, todo es lejano ya. Mi sensación del tiempo me traiciona ante los demás, haciéndoles creer que envejezco, pero no. Oh sorpresa, el espejo lo dice también. Yo sólo espero que no se den cuenta que tienen al frente a una adolescente de 12 años que hace malabares para sobrevivir en un mundo al que sigue sin entender; aprendiendo dolorosamente a no repetir errores y que a veces sueña con todos los fantasmas de todos los que estuvieron en este mundo y ya no.

Love is sharing:

Dejando unos sueños atrás

Via Freeimages.com

Alguna noche, de alguna semana
de algún año cualquiera
-Miento, éste es un año
repleto de epifanías-
donde me doy cuenta
que estoy en el timeline incorrecto.

En alguna otra realidad, otra,
otra como yo,
te ha conocido -joven-
ha aspirado el olor de tu nuca,
tal vez -no estoy segura-
haya dado a luz a los frutos
de tu simiente.

Habrás volteado, alguna vez,
en alguna calle
y te habrás topado
con su mirada transparente,
le habrás besado como
quien no quiere
romper un hechizo,
la habrás abrazado
con la intención de que
sea eterna.

Yo sé, sólo la muerte es
pero, junto a ella,
y con ella,
habrás encontrado gran parte
de tu propósito,
tu lugar en el maldito universo.

Lo creo sinceramente,
que en alguna otra realidad,
estás conmigo desde…
…la primavera,
peleando junto a mi todas las guerras,
aprendiéndo juntos a comer el mundo.

Porque es evidente,
que aquí nunca llegaste,
por más búsquedas,
y listas llenas de hechizos,
plenas de santos decapitados
colgando de los catres
de varias ciudades de mi mundo.

Tal vez es el momento
de dejar la puta esperanza
en el asiento de un bus perdido
y salir airosa, también, de éste sueño.

( 11:30 pm. 2 mayo 2019)

Love is sharing:

We are Pop

We are Pop
dentro de nuestros sueños,
walking silently to pray again,
por cada una de nuestras fallas,
feeling we are near
al éxito.

We are Pop.
Rodeados de technicolor,
in a way to seek this dream
éste sueño afiebrado
in two languages
-parfois trois-
esparciendo pistas
like breadcrumbs for each other
con la esperanza
the hidden hope
de encontrarnos
at least.

(March 9th 2019)

Love is sharing:

A los amigos

Via Free Images.

Aquella familia escogida, que se encuentra como aquellos amores predestinados de novela, en la que los heroes y las heroinas sienten aquel fuego interno el que los mantiene unidos. La distancia, los años y los caminos divergentes les hacen ser temporales, algunas veces. Sin embargo, ello no les exime de trascender. Aquellos que llegaron con la palabra correcta (aunque joda), la sonrisa en alto y el gesto adecuado, aunque hayan estado muy poco; cuando siguen estando (contra todo pronóstico). A ellos le debo mi sobrevivencia y a ellos les reclamo cuando no me buscan del mismo modo.

Nacimos solos y nos iremos solos, pero en el camino, no estaremos en soledad, nunca (si queremos). Ahí están ellos, esperándonos. Los necesitamos para clarificarnos, para levantarnos, para volar. Porque, donde quiera que estemos, siempre habrá alguien que pensará en nosotros, absolutamente convencido que somos seres valiosos. Benditas lecciones que recibo de todos ustedes, amigos. Gracias por darme /haberme dado su amistad a través de todo éste tiempo y viaje. Están siempre en mi corazón.

Love is sharing:

Otra vez

El invierno quiere llegar, los que no queremos somos nosotros. Nos aferramos a los buenos recuerdos del verano, a las conversaciones al borde de una cerveza, a las sonrisas cómplices, al viento caliente despeinándonos todos.

Otra vez me he tomado el tiempo para guardar la ropa de verano. He dejado algunos t-shirts en el cajón de abajo, para poder ponérmelos debajo de las mil capas que me cubrirán del frío polar que se avecina. Todos de super héroes. Caminaré por las calles, como una Wonder Woman de incógnito, esperando que nadie se dé cuenta que he aterrizado aquí y que mi espada está clavada en éste suelo helado. Terrible. Gentes en otras ciudades sentirán frío y yo me reiré, desde las temperaturas de congelación que vendrán. No pueden conmigo, fools.

Otros actores aparecerán en mi sitcom personal. Otras bandas sonoras, otros ingredientes secretos. Tal vez sobrevivan hasta el verano siguiente. Tal vez incluso quieran calentarse los pies bajo mis cobijas o volver a su sitio mis mechones salvajes en una tormenta de nieve. Tal vez me miren y me encuentren y me quieran atesorar y me quieran hacer eterna. Yo haré lo propio, si quieren.

Pero mientras tanto, los nuevos desafíos en tres idiomas, donde los más importantes son el querer decir lo que siempre quieres decir, aunque nadie quiera leer. Aquí, en la virtualidad. Allá, en la realidad. On y Off.

Ahí vamos.

Love is sharing: